Afamado experto que dice gente trabajará hasta los 120 años.

Francisco Pérez Atamoros llega a República Dominicana a entrenar a médicos sobre avances en rejuvenecimiento facial no quirúrgico.

Para entrenar en los recientes avances de la dermatología cosmética a cirujanos plásticos, dermatólogos, otorrinolaringólogos y oculoplásticos, vendrá este mes al país el doctor Francisco Pérez Atamoros, introductor del uso en América Latina de la toxina botulínica (botox) y prestigioso investigador en materia de láseres y rellenos faciales y corporales.

El autor, investigador y transformador de la dermatología cosmética latinoamericana asegura que el promedio de vida aumenta constantemente, por lo que personas de 90 a 120 años pronto se mantendrán activas en el trabajo, lo que representa un reto para las áreas médicas que tratan el rejuvenecimiento y la recuperación de la imagen física.

Pérez Atamoros, fundador y ex presidente de la Sociedad Mexicana de Dermatología Cosmética y Láser (SMDCL), será el docente principal del taller “Avances en rejuvenecimiento facial no quirúrgico”, organizado por la empresa Skin Service Import (skinserviceimport@hotmail.com), del empresario Federico Astwood Tueni.

La jornada profesional tendrá lugar en el hotel Crowne Plaza, el sábado 20 de este mes, de diez de la mañana a cinco de la tarde. Los médicos interesados pueden obtener más información llamando al teléfono: 809-908-5513.

Igualmente, el especialista mexicano dará un entrenamiento privado al personal médico del centro dermatológico Medláser, que preside la doctora Elena Fernández Núñez y que es sinónimo de vanguardia local en esta rama de las ciencias de la salud.

La firma cuenta con los servicios de las dermatólogas Ilse Arias y Alida Gutiérrez, especialistas en el uso de láseres, rellenos, ultrasonido y cirugía dermatológica para el rejuvenecimiento de la piel. Instagram: @medlaser.RD.

Entre los temas que tratará Pérez Atamoros con sus colegas dominicanos, se encuentran: diferentes técnicas de aplicación de la hidroxiapatita cálcica; dilución, uso y colocación del relleno polimérico policaprolactona; y nuevas tendencias en la aplicación de la toxina botulínica.

El maestro mexicano explica que la dermatología cosmética se encarga del rejuvenecimiento facial y corporal, de la recuperación de la belleza y del combatir los daños físicos ocasionados por la edad.

Pérez Atamoros añade que, para responder adecuadamente a las demandas de la supervivencia creciente del ser humano y de su permanencia en el trabajo más allá del siglo, la dermatología cosmética es desarrollada en forma vertiginosa.

“La dermatología cosmética es la ciencia (estudio y método científico) que garantiza tratamientos seguros y efectivos empleados por dermatólogos, cirujanos plásticos, otorrinolaringólogos y oculoplásticos debidamente entrenados. Cuando sustancias como los rellenos y la toxina botulínica son aplicadas por manos inexpertas, se corre el riesgo de matar al paciente por choques anafilácticos y alérgicos. Es ilegal.”, concluye.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *