El origen de la violencia contra la mujer

La violencia es tan vieja como el mundo, la misma está vinculada a los orígenes, evolución y desarrollo del hombre en la tierra. Desde la antigüedad se encuentran algunas referencias sobre el tema.

Algunos escritos de filósofos y pensadores como: Pitágoras, Aristóteles, San Pedro, Santo Thomás y hasta Mahoma.

Esto nos lleva a afirmar que la violencia es universal en tiempo y espacio, en el tiempo porque ha estado, y sigue estando presente encabezando las causas de defunción en las mujeres, y en el espacio porque se imbuye en todas las sociedades, cualquiera que sea su grado de desarrollo.

La mayoría de las mujeres han vivido en mayor o menor intensidad formas de violencia sin embargo por asuntos culturales o religiosos, ésta violencia no es reconocida y se termina aceptando como parte de un orden establecido por la misma sociedad.

Desde los albores de la historia es latente el dominio del hombre en las distintas sociedades. Y so poderío sobre la mujer desde la creación.

En la religión por ejemplo también se apoya la idea de que la mujer por naturaleza es más débil e inferior a los hombres. En algunos capítulos de la Biblia podemos ver que Dios sitúa a Eva bajo la autoridad de Adán y San Pablo pedía a las cristianas que obedecieran a sus maridos”. Esta obediencia a la que se hace referencia, no necesariamente tiene relación con alguna intensión de maltrato, sino más bien de seguir las instrucciones de la cabeza del hogar.

Por otro lado tenemos el denominado “suttee” entre los hindúes (que exige que la viuda se ofrezca en la pira funeraria de su marido). Así podemos mencionar muchos otros ejemplos: el infanticidio femenino en las culturas china e india dominadas por hombres, los matrimonios concertados entre los musulmanes, que pueden llevar al asesinato o a la tortura de la mujer, y la esclavitud doméstica en el nuevo hogar.

En el matrimonio tradicional la mujer estaba destinada a dar hijos, principalmente varones, así como criarlos y ocuparse al mismo tiempo de las tareas del hogar. Aunque para muchos resulte irónico y hasta machista, a mayor cantidad de matrimonios tradicionales, mayor respeto; más apego a valores morales y menor cantidad de violencia intrafamiliar y feminicidios.

A continuación frases de las sociedades antiguas donde se evidenciaban la desigualdad de la mujer frente a la figura masculina, y la sutileza con la que se referían al poderío masculino frente a la sociedad y sobre todo, frente a la mujer.

-“Temed el amor de la mujer más que el odio del hombre” (Sócrates).

-“Hay un principio bueno, que ha creado el orden, la luz y el hombre, y un principio malo, que ha creado el caos, las tinieblas y la mujer” (Pitágoras)

-“Las mujeres son embusteras y pérfidas. Son móviles como la llama del relámpago y su conducta es confusa” (Buda).

-“La mujer sólo es un simple recipiente dotado de una función útil” (Hipócrates)

“La hembra es hembra en virtud de cierta falta de cualidades” (Aristóteles).

-“Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a los hombres sobre las mujeres y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden.

¡Amonesten a aquéllas de quienes tengan temor que puedan rebelárseles, déjenlas solas en el lecho, y péguenles! Si les obedecen, no se metan más con ellas.” (Mahoma).

-“El hombre fue creado a imagen de Dios, pero la mujer, procedente de la costilla de Adán, está hecha a imagen del hombre, al cual, por tanto, debe someterse” (San Pablo).

-“Dios creo a Adán dueño y señor de todas las criaturas vivientes, pero Eva lo estropeó todo” (Lutero).

-“La mujer es, reconozcámoslo, un animal inepto y estúpido aunque agradable y gracioso” (Erasmo de Rótterdam).

-“Como individuo, la mujer es un ser endeble y defectuoso” “El padre debe ser más amado que la madre, pues él es el principio activo de la procreación, mientras que la madre es tan solo el principio pasivo” (Tomás de Aquino).

-“Las mujeres son de cabellos largos e ideas cortas” (Schopenhauer).

-“¿Vas con una mujer? No olvides tu látigo” “Las mujeres tienen muchos motivos para avergonzarse; en la mujer hay mucha pedantería, superficialidad, suficiencia, presunciones ridículas, licencia, e indiscreción oculta.” “Todo en la mujer tiene una solución: se llama embarazo” (Nietzsche).

Aristóteles: “La hembra es hembra en virtud de cierta falta de cualidades”.

Jean Cocteau:“Hay tres cosas que jamás he podido comprender: el flujo y reflujo de lasmareas, el mecanismo social y la lógica femenina”.

Andre Maurois: “Las mujeres son como los caballos: hay que hablarles antes de ponerles las bridas”.

El Corán: “El dominio masculino es indispensable para que los hombres puedan apropiarse del producto de la fecundidad femenina”.
Jean-Baptiste Poquelin Mòliere: “Por muchas razones no es bueno que la mujer estudie y sepa tanto”.

Aristóteles: ” las formas de amistad entre el hombre y la mujer están fundadas en la superioridad, como la del padre hacia el hijo, y en general la del mayor hacia el más joven… y la de todo gobernante hacia el gobernado”.

“El afecto debe ser también proporcional, de modo que el que es mejor reciba más afecto que profesa, y lo mismo el más útil, en este caso, el hombre”.

Santo Tomás: La mujer ha sido creada para ayudar al hombre, pero sólo en la procreación… pues para cualquier cosa el hombre tendría en otro hombre mejor ayuda que en la mujer”.

J.J.Rousseau: ” La educación de las mujeres deberá estar siempre en función de la de los hombres. Agradarnos , sernos útiles, hacer que las amemos y estimemos , educarnos cuando somos pequeños y cuidarnos cuando crecemos …Estas han sido siempre las tareas de la mujer y eso es lo que se les debe enseñar en su infancia”.

Los tipos de violencia
Para abordar el tema de los feminicidios, se hace necesario referirnos al tema de la violencia contra la mujer que es el génesis de lo que podría ser un feminicidio.

La violencia contra la mujer se presenta de diferentes formas:

La violencia física: Es la que consiste en toda acción realizada de forma voluntaria que provoque daños físicos en la víctima y pueda atentar con su vida.

Esta puede ser producida por empujones, bofetadas, golpes, patadas, quemaduras, mordidas, estrangulamientos, puñaladas, mutilación, tortura y asesinato.

La violencia sexual: Es cualquier actividad sexual no aprobada, como lo son las miradas fijas, comentarios desagradables, exhibicionismo, llamadas telefónicas ofensivas, propuestas indecentes, participación forzada a la pornografía, incesto, violación, toques indeseados, embarazo forzado, actos sexuales dolorosos y humillantes, y el tráfico sexual.

La violencia psicológica: Es la acción que provoca daño psicológico en las mujeres afectando su autoestima o su capacidad para tomar decisiones.

Es producida por medio de bromas, chistes, comentarios, amenazas, aislamiento, desprecio, insultos en público y en privado.

La violencia económica: Está fundamentada por la desigualdad en el acceso a los recursos que comparten como pareja. Ejemplo, controlar todo el dinero, negarlo, impedir que la mujer trabaje o se eduque, no le da el derecho que tiene a la propiedad.

La violencia estructural: Este tipo de violencia está relacionado con la económica pero va más allá de lo material.
Es cuando el hombre traza una barrera invisible que prohíbe que la mujer tenga acceso a sus derechos básicos.

La violencia espiritual: Consiste en destruir las creencias culturales y religiosas de una mujer por medio de castigos y actos que la pongan en ridículo.

En este caso, la víctima es definida como el individuo que sufre el ataque de otra persona que llevará el nombre de victimario.
En esta parte se incluye un daño físico, emocional y/o verbal varias veces.

En psicología jurídica esto es lo que definimos como indefensión aprendida, donde generalmente las mujeres afectadas por la violencia son incapaces de ayudarse a sí mismas.

Esto es consecuencia del desgaste psicológico que provoca la permanente exposición a la violencia y al desprecio. Muchas de las mujeres víctimas de malos tratos, se sienten desamparadas e incapaces de lograr sus metas vitales, pasando a un estado de ausencia de motivación.

Como resultado de un proceso sistemático de violencia, la víctima aprende a creer que está indefensa, que no tiene ningún control sobre la situación en la que se encuentra y que cualquier cosa que haga es inútil.

Proceso para presentar una denuncia ante las autoridades de la fiscalía. 
Cuando finalmente una mujer maltratada decide denunciar a su conyugue o pareja sentimental, el proceso inicia con la visita a la fiscalía más cercana a su sector. Una vez allí, se le pregunta sus generales, y a quien viene a denunciar.

  • Si se trata de su pareja, o esposo legal.
  • El tiempo de convivencia común o relación
  • Cantidad de hijos en común y edades
  • Cuando, cómo y porqué ocurrieron los hechos.
  • Si ha sido objeto de maltrato anteriormente

Dependiendo el nivel de agresión, si hay golpes y heridas visibles, el ministerio publico toma la decisión de emitir o no, una orden de conducencia o arresto.

Si se trata de agresiones verbales, económicas o psicológica se le pone una fecha para que ambos acudan a la cita. El acta con la citación era entregada a la víctima, quien debía hacerla llegar a su verdugo, por suerte, la víctima fue liberada de este compromiso, para evitar más actos de violencia.

A toda víctima se le advierte que si toma la decisión de denunciar la agresión debe tener conocimiento de que el victimario puede reaccionar furioso y convertir un caso de violencia de género, en un feminicido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *