La visa de paseo es un privilegio, no un regalo

Este tipo de visado es el más solicitado para entrar a los Estados Unidos.

Para lograr esta visa denominada B1 B2, o visa de no inmigrante, es necesario demostrar que no se tiene la intención de quedarse en territorio norteamericano de manera ilegal.

Para obtener este visado es necesario llenar de manera correcta el formulario DS-160, respondiendo con la verdad cada una de las preguntas. Cada solicitante debe demostrar al oficial de migración que califica para ser beneficiado con ese tipo de visado.

Los requisitos para lograrlo son: solvencia económica, arraigo social y lazos familiares.

Hay que demostrar arraigo económico. Es necesario contar con los recursos necesarios para vacacionar en los Estados Unidos. Una persona con bajos ingresos, no califica para este tipo de visado. Sin embargo, puede tener el arraigo social y los lazos familiares, que le permitan demostrar que no se quedará en territorio norteamericano.

No es cierto que hay que tener más de trecientos mil pesos en el banco, para que el oficial entienda que califica para el visado. Muchas personas entienden que teniendo una cuenta con más de 300 mil pesos, es suficiente para obtener este tipo de visa, sin embargo esto no es imprescindible.

Los oficiales de migración son personas preparadas, que utilizan la lógica a la hora de evaluar a los individuos. No se corresponde que un empleado que devenga un salario de 25,000, pesos mensuales, y tenga gastos fijos, posea en su cuenta bancaria más de RD$400, 000 pesos y pueda solventar unas vacaciones de 28 días consuiendo en dólares.

Muchos caen en el error de buscar dinero prestado para deposita en su cuenta antes de solicitar la carta bancaria. Graso error.

Puede que su cuenta tenga 1,000 en el momento de la solicitud, sin embargo, esto no es relevante, simpre y cuando usted pueda demostrar que su dinero fue invertido en proyecto personal, compra de propiedad, etc., que posee considerables ingresos, o que cuenta con tarjetas de créditos sólidas que puedan sustentar sus gastos en territorio americano. Es mejor decir la verdad, que ser descubierto tratando de engañar a los que saben.

Otro aspecto a considerar es el  arraigo social, en ese sentido es bueno especificar, que se trata de la ocupación que desempeña, profesión, trabajo social o entidades religiosas a la que pertenezca.

Arraigo familiar. Este renglón permite al cónsul conocer su perfil familiar, hijos, esposa, etc. Compromisos familiares le aten a su país de origen. por lo regular dificilmente una persona que curse una determinada carrera, o se encuentre realizando alguna maestría o postgrado,  un buen empleo, prestamos, esposa, o hijos pequeños,  tenga la intensión de quedarse de manera ilegal.

Una visa no es un regalo

Luego de que se tiene la visa, se debe entender que no es un regalo. Se trata de un privilegio que se le otorga para pisar suelo americano y cumplir con sus leyes establecidas.

Los oficiales estadounidenses de migración son celosos con el respeto a sus normas. Hay personas que,  luego de que se les otorga una visa de paseo quieren pasar tres o cuatro meses en territorio americano. Unas vacaciones no deben exceder de entre 15 a 28 días. Por lo tanto no debe pasarse de listo comprando pasajes para pasar más de 90 días de vacaciones, pues el oficial de migración puede sospechar que su viaje es por motivos de trabajo, por lo que corre el riesgo de ser devuelto y que su visa sea cancelada.

Algo que se debe tener en cuenta, es que no se debe trabajar con visa de paseo, para ello existen las visas de trabajo H 2B.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *