Todo sobre el ojo seco

De manera constante nuestros ojos producen lágrimas, y no solo cuando lloramos o bostezamos. Y es que los ojos son bañados por un fluido denominado película lagrimal, una combinación asombrosa de agua, mucina, lípidos, lisozima, lactoferrina, lipocalina, lacritina, inmunoglobulinas, glucosa, urea, sodio y potasio.

Esta mezcla es la que permite prevenir la resequedad durante el parpadeo y hace impecable la visión.
Si las glándulas lagrimales producen lagrimas de una inferior calidad, la película lagrimal tiende a desestabilizarse, romperse y producir una incómoda sensación de ardor o quemazón ocular.

Entre las causas que provocan el mal de los ojos secos podemos señalar:
Producción inadecuada de lágrimas, esto debido a diversas enfermedades como: deficiencia de vitamina A, la diabetes, el lupus, síndrome de Sjögren, artritis reumatoide, alergias, infecciones y desordenes tiroideas. El daño a las glándulas lagrimales por traumas, inflamación, calor y radiación.

Lágrimas de pobre calidad. El desbalance en la composición lagrimal de agua, aceite y mucosidad puede producir este problema.

El uso de antihipertensivos, descongestionantes, antihistamínicos, antidepresivos, pastillas anticonceptivas, terapia de reemplazo, hormonal y ciertos tratamientos para el acné, también existen algunos factores ambientales como: exposición al viento, humo, aire seco, monitores de computador o la excesiva lectura.

Si sus ojos están enrojecidos, con la visión borrosa, ardor picazón sensibilidad a la luz o sensaciones arenosas, es recomendable que visite un especialista lo antes posible.Existen una serie de prácticas que ayudarán a prevenir el ojo seco:

  • Mientras lea o trabaje frente a un monitor recuerde apartar la mirada a un punto lejano y parpadear con frecuencia.
  • Aumentar la humedad del aire (Humificador)
  • Evite exponer sus ojos a corrientes de aire como abanicos o aires acondicionados
  • Utilice gafas con protección UV al salir a exteriores.
  • Evite la exposición al humo
  • Ingerir alimentos ricos en omega 3.
  • Evite el cigarrillo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *