¿Cómo ser madre y emprendedora al mismo tiempo?

Hoy en día, las mujeres ya no sueñan con sólo casarse y quedarse en casa a atender a sus esposos. Ahora su visión y sus metas son muchas más amplias y fuertes; ellas buscan la independencia por encima de todo y nunca se rinden.

Al igual que el hombre, desean aportar económicamente a la familia. Así que cuentan con un empleo y constantemente buscan evolucionar como profesionales. Sin embargo, cuando tienen hijos, esta independencia puede verse un poco afectada, ya que algunas prefieren distanciarse del mundo laboral por un tiempo para atender a sus hijos.
Trabajar no implica desatender a la familia

La verdad es que un empleo donde tengas que cumplir horario sí puede afectar un poco la atención hacia tu familia. No obstante, emprender un negocio en línea es una maravillosa opción para quedarte en casa junto a los que amas.

La ventaja de ser emprendedora es que puedes crear tu horario y estar al pendiente de tu familia. Actualmente, son muchas las madres que han iniciado un negocio desde casa, por lo general se dedican a vender cosas en línea.

No hay que olvidar que los emprendimientos también necesitan una dosis de tiempo diaria para lograr los resultados esperados.

A continuación, te presentamos una serie de consejos para que puedas ser madre y emprendedora al mismo tiempo.

1. Gestiona tu tiempo
El tiempo es irrecuperable, por lo tanto debes aprovecharlo al cien por ciento. Organízate inteligentemente para cumplir las tareas de tu familia y las de tu trabajo ¡no te descuides ni un momento!

Lo más seguro es que cuentes con un teléfono inteligente. ¿Por qué no sacarle provecho? Hay muchas aplicaciones con las que puedes administrar el tiempo de manera más efectiva e incluso te dan tips para incrementar la eficiencia.

Si por el contrario no eres nada tecnológica, lleva todo en una agenda o en una pizarra acrílica. De esta manera, puedes planificar tus días de manera equilibrada ¡la organización es vital para ser una madre emprendedora!

2. Sé constante
Para lograr el éxito en un emprendimiento es necesario trabajar muy duro para alcanzar todos los objetivos planteados. Esto es difícil para una madre, porque el hecho de tener hijos ya es un trabajo duro en sí mismo, así que la inteligencia emocional viene bien en estos casos.

Lo importante es que no pierdas de vista tu negocio y que le dediques todo el tiempo que requiera; por ello la gestión del tiempo es crucial.

Trata de involucrar a tu familia y de explicarles cómo funciona y cuáles son los beneficios, así podrás sentirte más apoyada.

3. Establece una cultura empresarial flexible
Como madre, te preocupan los problemas que puedan surgir con tus hijos mientras estés trabajando. Sin embargo, las tiendas en línea son increíbles porque te permiten trabajar en tus tiempos disponibles.

Lo ideal es que adaptes tu negocio a tu vida como madre, así no surgirán problemas porque tengas que correr al médico o ir a una reunión en la escuela.

Si compartes tu negocio con más personas, pues debes aclararles desde el principio cómo se gestiona el tiempo. Así todos podrán acoplarse.

4. Usa la tecnología para rendir en tu trabajo
La tecnología evoluciona constantemente y de este modo, las innumerables herramientas para contribuir con la productividad de tu negocio.

Puedes monitorear tus redes sociales, analizar el tráfico de tu página web, enviar correos automatizados y atender a tus clientes desde un solo lugar, tu teléfono.

De este modo, puedes trabajar desde cualquier lugar y aprovechar el tiempo al máximo. Bien sea que estés esperando que los niños salgan de la escuela o en el supermercado, puedes seguir trabajando.

5. Ama tu negocio
Cuando decides emprender una idea, no te estimula tanto el aspecto monetario sino la pasión y la motivación que te genera. Si escoges trabajar en algo que no te apasione, tarde o temprano fracasarás y habrás perdido tiempo y dinero.

Antes de lanzarte al agua, medita bien los pros y los contras de tu idea de negocio: ¿cómo te ves a futuro? ¿Es un negocio sostenible en el tiempo? ¿Es rentable? ¿Te apasiona.

Definitivamente, ser madre emprendedora no es una tarea fácil, pero sí que es estimulante. Sólo organízate y comienza a vivir esas dos facetas de tu vida como si fuera el último día.  ¿Te lanzas a la aventura?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *