Contrario a lo que muchos creen, cocinar es un acto de amor que dista mucho de la homosexualidad.

El destacado chef internacional Giuseppe Imperato nos cuenta porqué es importante que el hombre de hoy aprenda a cocinar, lejos de los tabúes y los conceptos erróneos.

A juicio del experto italiano, un hombre que cocina tiene más facilidad, para vivir en el mundo actual, siendo un ser independiente y libre. Y es que el hecho de no saber cocinar te hace menos autónomo y más dependiente.

Aprender a cocinar, es además ofrecer una cualidad extra a una mujer. Siendo masculino, sexy y consentidor.

Giuseppe Imperato, quien descubrió su pasión por la cocina a los 12 años de edad, se encuentra en el tercer lugar en el listado de los chef más importantes de Italia.

Una larga hoja de vida y una interesante trayectoria culinaria, adornan a este hombre, que además ha cocinado para el Papa Juan Pablo II, y para el Papa Benedicto XIV.

Un gran número de figuras como Diego Armando Maradona, Alberto Sordi, Alberto Castagna y Roberto Mullo han preferido la gastronomía de Imperato.

“En mi caso particular, comencé a cocinar para halagar a mi madre” y desde entonces cocinar se convirtió en mi mayor pasión”. Dice Imperato.

Con relación al hecho de que los hombres en la cocina podrían ser sinónimo de homosexualidad, asegura que es completamente falso, ya que los mejores chef del mundo son hombres,  y no necesariamente gays.

“Cocinar es más que un arte, es sentir, amar y disfrutar de cada ingrediente, para lograr un plato lo más perfecto posible. Elaborar cada receta y combinar diversos sabores es expandir  un sexto sentido”. Asegura Guiseppe Imperato, quien cuida de la armonía que debe imperar en cada creación.

Con la cocina, un hombre puede llegar a ser más sexy, más interesante. Saber cocinar es completamente útil en todos los sentidos. No solo para conquistar a una mujer, sino que forma parte del desarrollo personal de los individuos del mundo de hoy.

“En mi experiencia con los últimos cursos talleres de cocina en República Dominicana, he comprobado que existe un marcado interés en aprender a cocinar, puesto que un 70 % de los que asisten son hombres, masculinos, corredores de autos deportivos, hombres que tienen posición social acomodada, pero que están entendiendo que falta algo. Ese algo tiene que ver con la intensión de libertad, independencia y salud”.

Otro de los temas que es bueno tratar al hablar de hombres en la cocina es el termino gastrosexual, que  está muy de moda. Se trata de hombres que preparan comida afrodisíaca para alagar a su chica, como es el caso del ceviche de mero con leche de tigre, que está muy en boga para esta temporada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *