La sábila, fuente de salud y belleza

La sábila, científicamente llamada alóe vera, es una planta poseedora de comprobadas y excepcionales virtudes curativas y cosméticas. Proviene de la familia de las liliáceas y sus orígenes se remontan al antiguo Egipto, donde durante siglos ha sido utilizada en el tratamiento de múltiples enfermedades y para el cuidado de la piel y el cabello.

El nombre genérico, alóe, proviene del término árabe alloeh y de su sinónimo hebreo hallal, que significa sustancia brillante y amarga. La procedencia del otro vocablo con el cual se le conoce: sábila, y sus variantes locales: “sávila”, “zábila”, “zábida”, “zábira” y “pita zábila”, se atribuyen a una deformación del vocablo árabe çábila, que significa planta espinosa.

La sábila fue plantada por los españoles en el continente americano, donde se convirtió en un elemento esencial de la medicina popular, hasta que el empleo generalizado de la farmacopea moderna la confinó al olvido.

Además de sus propiedades curativas y embellecedoras, en algunos lugares del mundo se le atribuyen a la sábila cualidades esotéricas y se le considera “protectora” y un imán de la buena suerte. En ciertas regiones de Latinoamérica enganchan su raíz detrás de la puerta de la casa, como símbolo de seguridad y protección.

ATRIBUTOS MEDICINALES:

1) Antibiótico: Su capacidad bacteriostática, bactericida y fungicida, elimina bacterias (inclusive salmonella y estafilococos).

2) Antiinflamatorio: Posee una acción similar a la de los esteroides, como la cortisona (pero sin sus efectos nocivos colaterales). Combate la bursitis, la artritis y las picaduras de insectos.

3) Coagulante: Su contenido de calcio, potasio y celulosa provoca la formación de una red de fibras que aseguran las plaquetas de la sangre, ayudando en la coagulación y en la cicatrización.

4) Inhibidora: Sus componentes penetran hasta lo más profundos de la piel, inhibiendo y bloqueando las fibras nerviosas periféricas (receptoras del dolor).

5) Inmuno-estimulante: Aumenta las defensas del organismo y resulta tonificante.

6) Digestivo: Contiene grandes cantidades de las enzimas necesarias para el procesamiento y aprovechamiento de los carbohidratos, grasas y proteínas en el organismo.

7) Desintoxicante: Contiene un elemento que facilita la eliminación de toxinas a nivel celular y estimula la función hepática y renal, primordiales en la desintoxicación de nuestro organismo.

8) Laxante: Ayuda a limpiar el sistema digestivo y excretor.

9) Regenerador celular: Posee una hormona que acelera la formación y el crecimiento de células nuevas. Gracias al calcio que contiene, elemento vital en el intercambio de líquidos, ayuda a las células a mantener el equilibrio interno y externo.

10) Contribuye a eliminar los hongos en los pies, los cuales son bastante comunes y suelen ser el resultado de la falta de atención que tenemos con esta área de nuestro cuerpo.

PROPIEDADES COSMÉTICAS:

Esta planta posee múltiples propiedades cosméticas, que nos ayudan a hermosear la piel y el cabello. Su gelatina es uno de los principales ingredientes de los productos de belleza. He aquí algunos usos que puedes darle al gel que contiene.

1) Si tienes problemas de caspa, frota una pequeña en el cuero cabelludo. Deja reposar por unos minutos y luego procede con tu champú normal.

2) Constituye un buen remedio para la piel sensible, especialmente cuando se enrojece. Aplica una pequeña cantidad en la cara y masajea suavemente hasta que esté seco.

3) Hace maravillas con las manos agrietadas. Se puede aplicar sin diluir para un tratamiento de choque o mezclarlo con una simple crema hidratante para que sea más rica y más eficaz.

4) Un buen anti-arrugas. Extiende con los dedos el gel, en la delicada área alrededor de los ojos. La aloe relaja la piel y relaja los signos de la edad.

5) Puede ser utilizado como loción corporal, después de bañarte. Por sus propiedades hidratantes tornan la piel sea más suave y sedosa.

6) Es un gran aliado en casos de piel seca, dañada o quemada por el sol, pues hidrata y eliminar la inflamación. Su poder relajante lo convierte en un remedio natural contra las quemaduras solares.

7) Ayuda mucho a las pieles grasas y con acné, pues reduce las impurezas, espinillas y puntos negros, gracias a sus propiedades antibióticas.

8) Funciona como acondicionador capilar y su aplicación regular ayuda a recuperar el brillo del cabello y combate la resequedad. Además, no deja en el pelo la sensación grasosa común a muchos productos comerciales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *