Aruba, un paraíso en el corazón del mar Caribe

Aruba, una de las más bellas islas caribeñas, constituye un paraíso en miniatura, porque la generosidad de Dios al premiarle con tantos atributos ha hecho de este pequeño terruño el rincón ideal para descansar, divertirse y disfrutar. Justicieramente ha sido llamada la “Isla de la Felicidad.”

Situada a 24 kilómetros de las costas de Venezuela, Aruba se caracteriza por su clima veraniego perfecto y por una cultura particular que es una mezcla de lo aborigen, lo europeo y lo africano.

Es la menor de las islas que conforman el llamado grupo Leeward, en las Antillas, al cual pertenecen también Bonaire y Curaçao y al que se le denomina también “Trío ABC”. Su oferta hotelera se ajusta a todos los presupuestos y satisface las posibilidades tanto de los más adinerados como de aquellos que pese a sus moderados ingresos sueñan con disfrutar de unas inolvidables vacaciones.

Por ser una colonia de los Países Bajos, la arquitectura de las calles de Aruba se asemeja a las grandes ciudades europeas, diferenciada sólo por los alegres y encendidos colores de las casas y edificios que se levantan Oranjestad, capital de esa romántica ciudad.

Además, posee hermosas playas de fina arena y tranquilas aguas color azul zafiro, bordeadas por palmeras; un cálido y saludable clima, inigualables paisajes exóticos, una gran cantidad de tiendas, terrazas, cafés y restaurantes atendidos por gente amable, capaz de comunicarse en inglés, español, holandés, francés y en su idioma, el papiamento.

Razones para visitar a Aruba

Son muchas las razones para visitar a Aruba: sus bellezas naturales, sus históricos paisajes arquitectónicos, la amabilidad de su gente, su organizada infraestructura turística y el abanico de posibilidades recreativas que ofrece: windsurf, submarinismo, jugar al golf, montar a caballo o pasear.
Las actividades de turismo de aventura que ofrecen las innumerables empresas en Aruba van desde servicios uno o varios días. .

Los amantes de la playa tienen varias para escoger: Arashi Beach, Malmok Beach, Hadicurari, Palm Beach, Eagle Beach, Manchebo Beach, Druif Beach, Surfside Beach y Sonesta Island, Mangel Halto, Rodgers Beach y Baby Beach; todas caracterizadas por la calidez de sus aguas y la blancura y suavidad de su arena.

También se ofrecen múltiples actividades, donde destaca el kayak y quienes gustan de la vida nocturna se sentirán complacidos cuando asistan a los regios espectáculos al estilo de Las Vegas que allí se presentan; o prueben su suerte en los casinos.

Por encontrarse fuera del “cinturón de huracanes” las posibilidades de que Aruba se vea afectada por un ciclón o tormenta de gran magnitud son escasas y la frecuencia de las lluvias es muy baja.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *