Cuida el cabello en casa en tiempo de cuarentena

La cuarentena podría ser un período excelente para cuidar y recuperar el cabello en casa.

Para ello, debemos comenzar por preparar tratamientos hidratantes, hechos con productos que podemos encontrar  en la despensa.

De igual modo, cuidar del cabello en casa, nos permite alejar el cabello  del calor  de los secadores,  así como la exposición a productor químicos invasivos.

Los rolos son un aliado

Se vale hacerse rolos y dejar secar al aire. Esta práctica es excelente para el cabello, ya que  aporta hidratación y brillo.

El resultado será una melena saludable sin costos excesivos de inversión.

Olvídate del blower

El uso del blower es básicamente para profesionales. No es malo utilizarlo en casa, sin embargo, hay que tener en cuenta que se debe moderar el calor y el tiempo de exposición para evitar deshidratación y quiebre de las hebras.

Coloración en casa

Teñir el cabello es una de las acciones más frecuentes entre las mujeres, sobre todo, las que buscas ocultar las canas. Podría pensarse que el proceso de coloración es sencillo, sin embargo no lo es.

La coloración es un proceso delicado. El resultado a corto y largo plazo, dependerá de la exactitud de la mezcla de los químicos, cantidad de peróxido y si contiene o no amoníaco etc.

A esto se suma la distribución exacta en cada una de las partes de la cabellera, para cubrir todos los espacios.

Posterior a esto, queda el tiempo de exposición del cabello al producto químico. Debemos tener en cuenta que un proceso inadecuado puede terminar por destrozar y quemar el cabello, por lo que tendría que cortarlo por completo e iniciar un costoso proceso de recuperación.

Tratamientos naturales

Los tratamientos naturales son una excelente alternativa para cuidar del cabello. Uno de los más recomendados es el uso de guineo maduro (Banana o plátano).

No hay evidencias que respalden los efectos del guineo sobre el cabello. Sin embargo, es un alimento con antioxidantes que puede ayudar a hidratar y proteger.

Puede combinar con miel, huevo, o aceites naturales, como coco, almendra, oliva y ajonjolí.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *