El pan nuestro de cada día

Tal es su importancia que simboliza la alimentación desde los albores de la existencia humana.

En plena etapa de la Creación transcribe la Biblia la sentencia del Creador: “Te ganarás el pan con el sudor de tu frente” (Génesis 3:19)
Así nace, con la vida misma, ese alimento básico tan familiar para el hombre, componente universal de la dieta diaria y protagonista de la gastronomía en todo el mundo.

El pan resulta de la elaboración del trigo y otros cereales que el hombre conoció desde su etapa más primitiva y que fue transformando a través del tiempo, respondiendo a los requerimientos de mejorar su calidad y rendimiento.

La necesidad extrema fue fuente de creatividad en el hombre, que descubrió la factibilidad del trigo como alimento, triturándolo antes de comerlo. De un largo proceso de transformación resulta la harina, materia prima del pan.

Los cereales han sido vitales en la dieta humana. El trigo, la cebada, el maíz e incluso la avena llenaron su imperiosa necesidad de alimentarse.

Del trigo nació el pan
Originario de Asia Occidental, este cultivo anual de alta resistencia a las temperaturas, que es el trigo, data de nueve mil años atrás en la región del Cáucaso, Turquía e Irán.

Materia prima del pan, mediante la elaboración de la harina, el trigo tiene el gluten como proteína y como principal facilitador de la elaboración de levaduras de alta calidad muy necesarias en la panificación.

El pan resulta de la preparación y horneado de una masa compuesta por harina de trigo, sal y agua y fermentada con el uso de levaduras.

En su etapa inicial se elaboraba sin levadura y la harina consistía en granos toscamente molidos, mezclado con agua y secado al sol. Tras un largo proceso de mejoras y enriquecimiento llegaríamos a lo que es hoy este alimento.

Sinónimo de alimento en diversas culturas.
En diversas culturas, el pan representa la base de alimentación del hombre. Este alimento tiene especial significado en dialécticas culturales y religiosas, representado en el marzoh, pan ácimo que se consume durante la pascua judía, y la hostia en la eucaristía cristiana. El pan y la sal también son elementos característicos del rito de bienvenida de los pueblos eslavos.

La liturgia de la iglesia ortodoxa también emplea en su fiesta el pan llamado Prosphora u “ofrecimiento” y también es parte del ritual musulmán, presente en fiestas como la del al-Fitr, que sigue al Ramadán.

El jalá o masa oferente es un pan tradicional de origen judío que se sirve en la llamada Cena del Sabbat, el viernes en la noche.
Tradición del pan en RD

El pan es parte de la canasta familiar dominicana. Componente habitual de la cena y el desayuno, este alimento suele acompañarse de otros ingredientes alimenticios.

Los tipos más conocidos entre nosotros son el llamado “de agua” y el “sobao”, pero también otros acompañan nuestras mesas en la modalidad rebanada.

Su importancia en la dieta no solo radica en valores nutricionales sino también en su agradable ingesta y la satisfacción de nuestros gustos, máxime entre los niños.

Ahí descansa el significado de nuestro pan de cada día.

Escrito por : Alexis Almonte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *