El “Puente de los Candados”, escenario de una romántica y hermosa tradición parisina

París, capital de Francia y llamada “Ciudad del Amor”, no solo es famosa por su imponente Torre Eiffel, monumento que constituye su símbolo; sino también por el Museo del Louvre, la Catedral de Notre Dame, su Barrio Latino, el Arco del Triunfo, el Palacio de Versalles, el Moulin Rouge, Montmartre, sus cafés y por la tradición que durante años constituyó el ritual que celebraban las parejas en el “Puente de los Candados”.

Conocido como “Puente de los Enamorados” y ubicado frente del Museo D’Orsay (llamado también de los Pintores Impresionistas) fue bautizado con este nombre porque allí acudían los enamorados a sellar simbólicamente su amor, al realizar un rito que consistía en abrazarse, besarse, colocar un candado con sus nombres y luego lanzar la llave al río a fin de que la corriente llevara hasta el fondo sus promesas de amor y fuera imposible deshacerlas.

¿De dónde nace esta tradición?

Cuenta la periodista Maribel Acosta Dama, en la sección Entretenimiento del periódico digital CubaDebate, que esta tradición surge en Roma, durante el siglo XX, específicamente en el Puente Milvio. La costumbre llegó a París y comenzó a practicarse en varios de sus puentes, especialmente en el “Pasarela Léopold Sédar Senghor “ “Pasarela de Solferino”, construido en 1804, que luego pasó a ser nombrado el “Puente de los Candados.”

El peso de los candados pudo más que el peso de la tradición

El peso de los más de 700 mil candados que a través de los años se fueron acumulando, porque diariamente acudían parejas de enamorados procedentes de todas partes del mundo a celebraban allí el romántico ritual, provocó el paulatino pero continuo resquebrajamiento de sus estructuras y las autoridades prohibieron esa práctica, que ya implicaba un peligro y constituía una amenaza para el patrimonio arquitectónico de esa nación.

En el 2014, la alcaldía de París anunció que ya no se permitiría la colocación candados en ninguno de los puentes de París e invitó a los enamorados a sustituir los mismos por “selfies” e inmortalizar su cariño con retratos; imágenes que podrían empezar a subir a un sitio en internet (lovewithoutlocks. paris .fr) o en Twitter con el hashtag #lovewithoutlocks (el amor sin candados).

Como forma de lograr que las parejas se sintieran motivadas a perpetuar su amor de esta forma nueva y diferente, se dispuso realizar un concurso para premiar a las mejores fotos subidas a las redes y para evitar que algunos intentaran continuar con la práctica se colocaron nuevas barandas con superficies lisas, que impidan que se coloque ningún elemento de metal.

Subasta de los candados del amor

El periódico español “La Vanguardia” anunció en una edición de mayo del 2017 que París sacaría rentabilidad sacaría rentabilidad a la usanza desarrollada durante años por cientos de miles de enamorados que colocaron candados en los puentes parisinos y procedería a subastarlos, con la esperanza de recaudar 150.000 euros (US$163.000) y 200.000 euros, suma se destinaría a organizaciones benéficas que se dedican a la ayuda de refugiados.

1 Comment

  1. Pingback: El "Puente de los Candados", escenario de una romántica y hermosa tradición parisina | Notre-Dame de Paris

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *