El yoga suave es seguro al final del embarazo

El yoga, incluso al final del embarazo, parece ser seguro para las futuras madres, según un pequeño estudio reciente.

La investigación descubrió que las posturas de yoga no parecen ejercer un estrés innecesario en la madre ni en el bebé. Mediante el uso de mediciones en tiempo real, los investigadores mostraron que varias posturas de yoga no tuvieron efectos perjudiciales en la frecuencia cardiaca, la presión arterial ni otros signos vitales para la futura madre ni para el bebé.

Los investigadores dijeron que los hallazgos, publicados en la edición de diciembre de la revista Obstetrics & Gynecology, dan tranquilidad sobre el hecho de que las posturas que se hacen en una clase de yoga, que tienen a veces una apariencia exótica, son seguras en general para las mujeres embarazadas.

La salvedad es que a menudo se deben introducir modificaciones, señaló la investigadora principal, la Dra. Rachael Polis, que realizó el estudio cuando era residente de obstetricia y ginecología en el Centro Médico de la Universidad Jersey Shore de Neptune, Nueva Jersey.

Las mujeres del estudio usaron bloques, sillas y la pared para apoyarse y mantener el equilibrio. Y nadie está sugiriendo que una mujer en el tercer trimestre entre en una clase avanzada de yoga en la que las personas hacen paradas de manos, dijo Polis.

Pero una clase de yoga prenatal, o en una clase con un nivel básico que avanza a un paso moderado, son buenas formas para que las mujeres embarazadas hagan ejercicio y se liberen del estrés, dijo la Dra. Fahimeh Sasan, profesora asistente de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

«En un embarazo saludable, animamos a que se hagan muchos tipos de actividad moderada», dijo Sasan, que no participó en el estudio. «Creo que estos hallazgos ayudan a validar lo que hemos estado diciendo a las mujeres».

El yoga se está haciendo cada vez más popular en Estados Unidos, indicó Polis. Una encuesta reciente halló que en 2012 más de 20 millones de estadounidense practicaban yoga, dijeron los investigadores. Y eso incluye a las mujeres embarazadas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *