La bebé que nació de un útero procedente de una donante fallecida

Por primera vez en Norteamérica y segunda en el mundo, ha nacido en Cleveland Clinic un bebé del útero que había sido trasplantado de una donante fallecida.

«No podríamos haber pedido un mejor resultado. Todo salió de maravillas en el parto; a la madre y al bebé les está yendo muy bien», dijo Uma Perni, M.D., especialista en medicina maternofetal de Cleveland Clinic. «Es importante recordar que todo este procedimiento está todavía siendo estudiado. El campo del trasplante de útero está evolucionando rápidamente y es emocionante ver cuáles opciones habrá para las mujeres en el futuro».

El trasplante y el parto forman parte de un ensayo clínico en curso Trasplante uterino para el tratamiento de la infertilidad debida al factor uterino en Cleveland Clinic, que ofrece esperanza a las mujeres de todo el mundo que no pueden dar a luz debido a la infertilidad debida al factor uterino. Se estima que, en todo el mundo, 1 de cada 500 mujeres en edad fértil se ven afectadas por este problema irreversible.

En junio, el equipo de investigación, compuesto por especialistas en cirugía de trasplantes, obstetricia y ginecología, fertilidad, neonatología, bioética, psiquiatría, enfermería, anestesiología, enfermedades infecciosas, radiología intervencionista, defensa del paciente y trabajo social, recibió a la bebé mediante cesárea. El útero, que se obtuvo de una donante fallecida, fue trasplantado a finales de 2017. A fines de 2018, la madre, que tiene unos 30 años, quedó embarazada mediante la fertilización in vitro.

«Fue sorprendente lo perfecto que resultó este parto, considerando lo extraordinario de la ocasión», dijo Andreas Tzakis, M.D., Ph. D., cirujano de trasplantes de Cleveland Clinic. «Mediante esta investigación, nuestro objetivo es hacer que estos extraordinarios eventos sean comunes para las mujeres que eligen esta opción. Estamos agradecidos con la donante y su familia, su generosidad permitió que el sueño de nuestra paciente se hiciera realidad y que naciera un nuevo bebé».

“La medicina está en constante evolución. Me siento honrado de ser parte de un equipo que se dedica a la excelente atención del paciente y al avance de la medicina. Este ensayo clínico refleja la tradición de innovación en medicina clínica de Cleveland Clinic”, dijo Tommaso Falcone, M.D., profesor de obstetricia y ginecología de Cleveland Clinic y expresidente del Obstetrics and Gynecology and Women’s Health Institute de Cleveland Clinic. «El trabajo en equipo que se necesitó para lograr que esto sucediera a nuestro paciente fue extraordinario, me siento muy orgulloso».

Desde que Cleveland Clinic comenzó el ensayo clínico, el equipo ha completado cinco trasplantes de útero; tres trasplantes tuvieron éxito y dos resultaron en histerectomías. Actualmente, dos mujeres están a la espera de la transferencia de embriones, mientras que varias candidatas más están en la lista para el trasplante.

El objetivo es inscribir a diez mujeres entre las edades de 21 y 39 años. A diferencia de esfuerzos de investigación similares que se realizan en EE. UU., el protocolo de Cleveland Clinic exige que el útero que se vaya a trasplantar provenga de una donante fallecida para eliminar el riesgo a una donante viva y saludable.

Para obtener más información sobre el programa de trasplante de útero de Cleveland Clinic, visite: https://www.clevelandclinic.org/lp/uterus-transplant/index.html

En ClinicalTrials.gov puede encontrar los detalles del ensayo clínico sobre Trasplante de útero para el tratamiento de la infertilidad debida al factor uterino.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *