La cuarentena es imprescindible para frenar el Covid-19

¿QUÉ ES UNA CUARENTENA?

Es una medida de aislamiento a la cual son sometidas las personas que sufren o de quienes o se sospecha que padecen una determinada enfermedad, para evitar o minimizar los riesgos de contagio. Es un confinamiento temporal con el cual debe cumplir cualquier individuo antes de que se le permita ingresar a un país o localidad, con el objetivo de descartar que es víctima de alguna infección.

ORÍGENES:

Aunque la Biblia hace referencia a la práctica de aislar a los enfermos (de manera especial a los de Lepra) fue al aparecer en Asia la Peste Negra (1346 y 1347), producida por la bacteria Yersinia Pestis, la cual se extendió por Europa y que acabó con millones de vidas; cuando se decidió separar por cuarenta días a quienes la habían adquirido.

Si bien el vocablo cuarentena se deriva del número cuarenta, la duración de este período de recogimiento que se impone a los infectados a fin de detener la propagación de un virus varía de acuerdo a la gravedad del padecimiento y se puede extender hasta a 84 días.

CUARENTA VERSUS COVID-19:

La pandemia que hoy estremece al mundo, como consecuencia del coronavirus responsable del Covid.19, se originó (según la primera versión) en un mercado chino de la ciudad de Wuhan, donde se comercializan murciélagos, animal sospechoso de ser el transmisor del dañino microorganismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el período de incubación del Covid-19 oscila entre 1 y 14 días, por eso, el tiempo de cuarentena que se impone ante la sospecha de esta enfermedad es de unas dos semanas .
Pero ¡por Dios! Entendamos que si los centros laborales y educativos nos han enviado a nuestras casas para que llevemos la cuarentena, no podemos comportarnos como si estamos de vacaciones y “aprovechar” el tiempo que ahora tenemos libres para pasear o visitar familiares y amigos.

Del compromiso y la cooperación de todos depende la contención del Covid-19. Hasta el momento no contamos con una vacuna que impida que nos contagiemos, pero sí podemos aislarnos, que es una forma de cuidarnos y cuidar a los demás.

Urge tomar conciencia de la gravedad de la situación, por eso debemos mantenernos en nuestros hogares y solo salir si en realidad es imprescindible. Respetemos el tiempo de aislamiento establecido, reduzcamos al mínimo los contactos interpersonales y pongamos en práctica estrictas medidas de higiene.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *