La economía dominicana: retos y perspectivas

El gobernador del Banco Central de República Dominicana Héctor Valdez Albizu publicó sus consideraciones sobre la economía dominicana frente al covid-19 y los retos y perspectivas de cara al crecimiento sostenido a corto plazo. en ese sentido el funcionario se refiere a la variación del Producto Interno Bruto (PIB) mundial de -5.2 % en 2020.

En el documento, Valdez Albizu destaca que la depreciación del peso dominicano en lo que va del año es de 9.0 %, muy inferior a la experimentada por las principales monedas de la región latinoamericana como Brasil, Argentina, México y Colombia, así como de las mayores economías emergentes en el mismo periodo.

En ese sentido, dijo que se espera que la economía dominicana retome la senda del crecimiento sostenido en el corto plazo convergiendo gradualmente a su potencial en el mediano plazo, apoyada por sus fuertes fundamentos macroeconómicos y el dinamismo del crédito privado.

Refiere que durante el año 2020 el mundo se ha enfrentado a la pandemia del COVID-19 que causó el cierre temporal de la mayoría de las actividades económicas, debido a medidas de confinamiento dirigidas a contener la propagación del virus y así reducir las pérdidas de vidas humanas.

Este choque adverso de gran magnitud ha llevado a una revisión a la baja del crecimiento económico, proyectándose una variación del Producto Interno Bruto (PIB) mundial de -5.2 % en 2020, aproximadamente ocho puntos porcentuales por debajo de la expansión de 2.4 % alcanzada en 2019, según las proyecciones más actualizadas del Banco Mundial (BM) publicadas en el actual mes de junio.

¿Cómo el BCRD ha enfrentado los retos de la pandemia en el caso dominicano?

Ante la realidad del choque del coronavirus, el BCRD implementó de forma oportuna medidas monetarias expansivas orientadas a la provisión de liquidez a bajas tasas de interés en beneficio y apoyo a los sectores productivos y a los hogares a fin de mitigar el impacto de la crisis, como lo han venido haciendo de forma sincronizada los bancos centrales alrededor del mundo. En particular, se pusieron a disposición de los agentes económicos, Mipymes y hogares unos RD$120 mil millones (equivalente a aproximadamente 3 % del PIB) mediante distintas facilidades, como reportos y liberación de encaje legal, de los cuales ya han sido canalizados a los sectores productivos y los hogares unos RD$76 mil millones, que contribuirán a una rápida mejoría de la demanda interna en los próximos trimestres tan pronto se disipe el impacto de la pandemia y se normalice el aparato productivo nacional.

En adición, se tomaron medidas de provisión de liquidez en moneda extranjera por unos US$622 millones, a través de reducción de encaje legal y de operaciones de reportos en dólares.

¿Cuáles son las perspectivas en lo adelante?

Un aspecto crucial para las perspectivas domésticas es el comportamiento de la economía de los Estados Unidos de América (EUA), principal socio comercial de la República Dominicana.

En ese sentido, esta economía registró un crecimiento en el primer trimestre de 2020 de 0.2 % en términos interanuales y se proyecta una contracción sin precedentes en el trimestre abril-junio, para luego dar inicio a un repunte en la segunda mitad del año. Para el cierre del 2020, la Reserva Federal recientemente proyectó una caída del crecimiento en EUA de 6.5 % y una expansión de 5.0 % en 2021.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *