Luis Mejía: ‘Panamericanos 2003 es la satisfacción del deber cumplido’

David A. Hernández, SANTO DOMINGO.- Los XIV Juegos Panamericanos están marcados en la historia dominicana como el despegue deportivo que tuvo la Republica Dominicana tras la celebración de ese certamen.

Los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003 son considerados como la reorganización deportiva nacional y la catapulta que llevó a los atletas a destacarse internacionalmente, así lo confirma Luis Mejía Oviedo, presidente del Comité Olímpico Dominicano (COD), al relatar las vivencias de aquel hecho que inició el 1 de agosto de hace 17 años.

Mejía entiende que la celebración de Santo Domingo 2003 fue la marca de inicio para las actuaciones que ha tenido el país en eventos mundialistas y de la región.

“No es coincidencia que desde ahí en adelante hemos conseguido más medallas, que es por donde se mide el deporte, y sobre todo en el escenario superior a los Panamericanos que son los Juegos Olímpicos en sus ediciones 2004, 2008, 2012 y 2016” indicó el alto dirigente olímpico dominicano a Colimdo, durante una de las entregas de varios conversatorios titulados “Celebrando los 17 de Santo Domingo 2003”.

Agregó que se han logrado varias medallas olímpicas, además de cifras récords en Panamericanos y Centro Americanos y del Caribe, reafirmando que “no es coincidencia que todo haya sido después de formada la estructura de Santo Domingo 2003”.

El también presidente de la Organización Deportiva de Centro América y del Caribe expresa que no sabe describir la emoción que siente cada vez que se transporta en sus recuerdos 17 años atrás cuando junto al doctor José Joaquín Puello, presidente advitam del COD, encabezaron la organización de los Juegos, en compañía de un numeroso equipo conformado por hombres y mujeres que estuvieron dispuestos a trabajar.

“17 años después veo esto como el evento que marcó el deporte. Es indescriptible ver como el pueblo disfrutó, gozó, celebró y se unió…eso no tiene precio, no tiene parangón, no hay forma de decirlo que no sea la satisfacción del deber cumplido”, externó.

“Fue un trabajo arduo, cumplimos, todavía quedan gratos recuerdos. Para ese momento logramos una participación histórica. Comenzamos bien con una impresionante ceremonia y el último día terminamos bien por dos razones porque la noche previa a la clausura, las Reinas del Caribe  iniciaron su carrera ascendente a nivel Panamericano, ganándole en el último set a Cuba, y al día siguiente hicimos una clausura espectacular con Juan Luis Guerra” detalló el además miembro del Comité Olímpico Internacional.

¿Cómo llegan los Juegos Panamericanos al país?

Para inicios de los 90 el COD había colocado dentro de sus metas conseguir la sede de unos Juegos Panamericanos ya que en las dos décadas anteriores la República Dominicana había sido el escenario de Juegos Centro Americanos, Santo Domingo 1974 y Santiago 1986.

En 1994 luego de agotar un proceso eleccionario de tres rondas Winnipeg, Canadá, consiguió la organización de los Panamericanos del 1999, donde las aspiraciones dominicanas se escaparon por un voto de diferencia.

El deseo de ser sede continuaron y en 1998, Santo Domingo finalmente obtuvo la sede de la edición del 2003, teniendo como rivales para ese entonces a las ciudades de Medellín, Colombia y Guadalajara, México.

Retos y adversidades 

Luis Mejía Oviedo recuerda que tuvieron que batallar con “motivar y justificar” la celebración de la justa deportiva continental pese a la crisis económica en la que se encontraba el país para el año 2003, la cual agudizó las dudas que tenía el presidente de la ODEPA (hoy llamada Panam Sports), Mario Vázquez Raña, para ese entonces.

“El deporte es una de las herramientas que tienen los gobiernos para salir de las crisis, porque en las crisis es mejor invertir en una actividad que por demás de generar recursos, empleos, nombre, genera turismo, orgullo, pasión, genera unión dentro del país, pero además genera estímulo para seguir adelante”, sostuvo Mejía Oviedo.

Indica que “el tiempo dio la razón” y al mismo tiempo dice que celebrar Santo Domingo 2003 fue la decisión correcta, sobre todo al despejar las dudas de que “era imposible que un país pequeño, isleño con 11 millones de habitantes montara un evento de tal magnitud”.

Satisfacción

“Solo con el hecho de recordar la lucha que fue librar esas batallas para conquistar la sede y las peleas con el presidente de la ODEPA (hoy Panam Sports) Mario Vasquez Raña, la búsqueda de los recursos, la terminación de las obras, la preparación de nuestros atletas y conseguir los resultados es para celebrar 17 años después” concluyó Mejia Oviedo, quien para ese entonces era secretario general del COD.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *