Panamá, un país todo incluido

Uno de sus mayores atractivos es la sorprendente, magnífica e increíble obra de ingeniería que conecta dos grandes océanos, Atlántico y Pacífico. Desde impresionantes playas, lagos, volcanes y museos, hasta una rica identidad cultural e histórica, hacen de esta nación un destino obligado para los que buscan unas vacaciones con “todo incluido”.

Uno de sus principales atractivos es el Canal de Panamá, uno de los mejores atajos del mundo, que se extiende a lo largo de 80 kilómetros desde Ciudad de Panamá, la capital del país, en la costa pacífica, hasta Colón, en el Atlántico, atravesando la divisoria continental.

Se trata de una maravilla creada por el hombre que vale la pena conocer. Dos centros de visitantes ofrecen plataformas de observación y museos que explican cómo se construyó y se amplió. También se pueden realizar excursiones en barco y kayak, incluso contratar un trayecto corto a través de las grandes compuertas.

Otro de los atractivos de Panamá es su impresionante ciudad compuesta por imponentes edificios. Es sin lugar a dudas, la capital más cosmopolita de América Central, sorprende con una esplendorosa costa azul y rascacielos relucientes.

La Ciudad de Panamá es sin lugar a dudas Latinoamérica en todo su esplendor: ceviche, casinos, fiestas y celebraciones culturales, así como un montón de edificios que se apilan unos encima de otros, recortados contra el horizonte. A pesar del tráfico, la ciudad exhibe a los visitantes un balance entre la autenticidad de su gente y la belleza de sus paisajes naturales.

Y para los amantes de la naturaleza, el bosque y la diversión, Panamá ofrece su mejor sonrisa. El turismo de aventura incluye sobrevolar la selva, nadar junto a tortugas o hacer senderismo con vistas sublimes a los bosques nubosos (conviene llevar prismáticos).

Se pueden explorar las ruinas de fuertes españoles en la costa caribeña, adentrarse en territorios aborígenes en una canoa o entregarse a la emocionante observación de la fauna, que aparece por todas partes.

Resplandecientes quetzales en las sendas de las tierras altas, monos aulladores cabaña o ballenas que emergen del agua y convierten un trayecto en ferri en un viaje maravilloso.

Con 220 especies de mamíferos y 978 de aves, Panamá es adictivo para los naturalistas. Guacamayos macaos, tucanes, perezosos, monos ardilla… Aunque uno solo sea espectador, los gritos y murmullos de la selva se quedan grabados en la memoria.

Y para completar las vacaciones, un lugar ideal es el Crowne Plaza Panamá.
Al entrar al Crowne Plaza Panamá olvidará que se encuentra en una bulliciosa comunidad cercana al aeropuerto y pensará que arriba a un lujoso oasis.

Ideal tanto para viaje de negocio como de ocio, Crowne Plaza se encuentra convenientemente localizado a solo cinco minutos del Aeropuerto de Tocumen.

Su esencia refleja confort y clase absolutos y da la bienvenida a todos los viajeros que se hospedan por una corta visita o durante una prolongada y complaciente estadía.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *