Recicla tu ropa y logra un “look” diferente sin afectar tu presupuesto

A todas nos encanta la idea de “cambiar de look”, renovarnos, presentar una imagen diferente, distinta, vernos y sentirnos más atractivas y confiadas. Sin embargo, muchas veces ni hacemos el intento porque pensamos que esa metamorfosis, necesariamente, conlleva una incurrir en gastos que nuestro presupuesto no nos permite. Esa premisa no es totalmente cierta, porque es posible adquirir un nuevo “look” sin invertir en ropa nueva.

La moda y tus gustos se remozan con el y todas guardamos ropas y calzados que no queremos usar porque nos quedan ajustados, su modelo es anticuado, han perdido vida o se han llenado de pelusas. A continuación te presentamos algunas creativas y efectivas ideas que te permitirán renovar tu clóset, con solo transformar y reciclar tus prendas de vestir, pero sin afectar tu presupuesto.

1.- Revive el cuero y la gamuza: Si la pieza es de piel, usa jabón líquido para platos o a base de glicerina con agua. En el caso de la gamuza, emplea un cepillo suave y remueve las manchas superficiales. Limpia con suavidad las marcas difíciles (que no son de grasas) con la goma de un lápiz o una lima.

2.-Elimina las pelusas: Quita de tu ropa esas odiosas “bolitas” que se forman sobre la tela, para lo cual puedes utilizar con una máquina manual de afeitar, un cepillo especial para esos fines o una esponja seca (como Scoth-Brite). Luego retíralas suavemente en una sola dirección.

3.-Moderniza un suéter anticuado: Crea un cárdigan sin botones cortando la parte delantera desde el cuello al dobladillo. Dobla las orillas con cinta de doble caro. Úsalo abierto o con un cinturón ajustado.

4.-Expande tus zapatos apretados: Ponte tus zapatos con una medias gruesas, pasa la secadora de mano por las áreas que percibas ajustadas y flexiona tus pies hasta que sientas un poco de alivio. Esto funciona solamente si los zapatos son de piel, no con los que son de material sintético o vinil.

5.-Llena de vida tus camisetas viejas: Confecciona una bufanda con tus camisetas desgastadas que procederás a cortar en seis u ocho tiras. Hala fuerte hasta estirar las tiras hasta que las orillas se enrollen y sean dos veces más largas que su tamaño original. Átalas con un listón que contraste.

6.-Afloja tus pantalones jeans: Lávalos con agua fría, luego los abotonas alrededor, una bandeja de hornear o el respaldo de una silla, que es aproximadamente, 1 centímetro más ancho que la cintura. Pasa la secadora de mano para prevenir que se estreche

7.-Transforma: Elimina las mangas de blusas y camisetas, acorta el largo de un vestido, conviértelo en una camisa, agrega un adorno, elimina o adiciona un cuello…en fin, pon a trabajar tu imaginación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *