Las redes de mujeres fomentan el desarrollo económico de las empresas y recortan la desigualdad

Líderes de varias empresas se reunieron para celebrar el “I Encuentro de Redes de Mujeres de las Empresas Españolas”, organizado por la Asociación de amistad hispano francesa Mujeres Avenir y la red de profesionales WomanTalent

• María Luisa de Contes, presidenta de Mujeres Avenir, anunció que presentará una propuesta a la nueva ministra Carmen Calvo para que las mujeres que asumen el liderazgo de la defensa de la mujer dentro de las empresas, obtengan protección legal de sus puestos de trabajo al dirigir estas redes

• Las representantes de compañías como BP, Schneider Electric, BNP Paribas, Sodexo, Renault y Grupo PSA hablaron ampliamente de las redes de mujeres y de las propuestas que se llevan a cabo en el mundo empresarial para fomentarlas y favorecer la inclusión femenina en los equipos directivos

Altas directivas españolas y francesas de grandes empresas se reunieron ayer en Madrid, para hablar del funcionamiento de las redes de mujeres en las grandes compañías, y explicaron por qué son necesarias en las empresas y en qué medida contribuyen al beneficio social y al propio interés económico de las empresas. En un dinámico y colorido acto al aire libre, tuvo lugar un evento de gran transcendencia organizado por la Asociación de amistad hispano-francesa Mujeres Avenir y la red de mujeres profesionales Woman Talent, representada por la experta en marca ejecutiva Beatriz Recio, que ejerció de moderadora. La reunión contó con el apoyo de la embajada de Francia en España y la Secretaria de Estado de Igualdad.

“Desde que comenzamos a planificar este encuentro hasta hoy, el contexto político ha cambiado; ahora tenemos un Ministerio de Igualdad y un Consejo de Ministros con gran presencia de mujeres. Si los Gobiernos caminan hacia la paridad, también debe ser así en el panorama empresarial”. Con estas palabras abrió el acto María Luisa de Contes, presidenta de Mujeres Avenir, que ayer participó en calidad de ponente como Secretaria General de Renault en España.

Cecilia Boned, presidenta de BNP Paribas (patrocinador del acto), es una de las Top 100 mujeres líderes en España. Para ella, las redes de mujeres como la que existen en su compañía son necesarias porque “fomentan la inclusión, la diversidad y el que haya las mismas oportunidades”. “La riqueza viene de la diversidad; somos la mitad del talento, solo con ese equilibrio pueden construirse empresas más eficientes y más humanas”, explicó, añadiendo que la cuestión de las cuotas suele tomarse en algunos entornos con cierta agresividad, “hay que evitar el conflicto de un colectivo contra el otro: el hecho de que se señale que en un proyecto hacen falta mujeres no debe tomarse como un ataque a los hombres”, concluyó.

María Luisa de Contes realizó un breve recorrido la historia de la formación de la red de mujeres en Renault, la compañía a la que representa, patrocinadora también de este inédito evento. “Empezó siendo una red voluntaria promovida por la alta dirección y hoy participan en ella 5.000 personas (hombres y mujeres) en el mundo y 600 en España”, apuntó. La presidenta de Mujeres Avenir aseguró que aún muchas mujeres con talento tenían miedo de posibles represalias de sus superiores a la hora de liderar la creación y mantenimiento de estas redes. “En mi primera reunión con la nueva ministra de Igualdad, Carmen Calvo, le plantearé una solicitud para que las líderes femeninas tengan legalmente cierta protección legal en sus puestos de trabajo o en posibles represalias, al igual que los delegados sindicales; que se apliquen los derechos fundamentales a la no discriminación por razón de sexo, y las mujeres líderes que quieran hacer progresar la igualdad dentro de las empresas no se vean expuestas a despido”, anunció, concluyendo que “no somos escaparate de nadie, tampoco de nuestra empresa, la valentía no tiene por qué pagarse con una exposición al despido”.

Carina Cabezas, presidenta de Sodexo en Iberia, expuso el recién estrenado estudio que ha sacado la compañía que representa, que mide el impacto de la integración de la mujer en el desarrollo de la empresa. “Comparando a equipos balanceados en cuanto a género con equipos que no lo están, se concluye que el engagement en la empresa es mayor en los equipos balanceados en un 40%, la retención de empleados y de clientes aumenta un 8%, y que incluso el riesgo de accidentes laborales se reduce en un 20%”, explicó, “estos datos no son subjetivos, son el resultado analítico que demuestra que la inclusión de las mujeres es necesaria para el desarrollo empresarial”, añadió.

“El talento no tiene género”, aseguró Ainoa Irurre, vicepresidenta de Recursos Humanos en la firma de ascensores Schneider Electric. “Si en el comité directivo de una empresa solo hay un 20% de mujeres y nosotras somos el 50% del mundo, está claro que ese órgano ejecutivo no es representativo de la realidad social”, analizó y pasó a ejemplificar las diferentes iniciativas que se llevan a cabo en la red de mujeres de su firma: presencia del CEO en todas las reuniones de redes, análisis de salarios -“todos pensábamos que hombres y mujeres cobrábamos de manera igualitaria, pero al analizarlos vimos grandes cambios, fundamentalmente por razones históricas y por adquisiciones de compañías” – y cuotas en la contratación, con un porcentaje mínimo de mujeres en la terna de finalistas. “Tenemos que ser valientes ahora y preguntarnos siempre ¿qué tipo de compañía quiero dejar a mis hijos?”, concluyó.

Ante el estudio que dice que “las mujeres que pertenecen a redes de mujeres en las empresas, consiguen ser promocionadas en el plazo medio de un año”, Olvido Moraleda, Consejera de BP España, señaló que eso se debe a la propia autoconfianza que genera la pertenencia a esas redes. “Hay dos grandes barreras que frenan el desarrollo de la mujer: el gran filtro en torno a la conciliación laboral y también en la autoconfianza; es vital aprender a romper modelos”, explicó.

Retomando este discurso, intervino la ponente Estefanía Narrillos, directora Financiera en Groupe PSA Iberia y Maghreb, además de vicepresidenta de Mujeres Avenir: “las redes son necesarias porque dan visibilidad: las mujeres que se involucran en ellas salen de su zona de confort y, cuando consiguen esa libertad, el talento eclosiona como una flor”, dijo. Pese a que la clientela de PSA es femenina en un 70%, son los hombres los que la gestionan mayoritariamente, con una ratio de 80-20. “Por eso estamos haciendo cosas para cambiarlo: desde hace unos años en todas las etapas de desarrollo de un automóvil en PSA hay un jurado de mujeres evaluando”, explicó.

Concluyó el evento Mar Gallardo, socia de PriceWaterhouseCoopers, que dijo que “no es suficiente con que existan las redes de mujeres: para que funcionen, la propia empresa tiene que reconocer y medir el valor de esta red; esto implica incluirlas en los objetivos anuales de los profesionales de la propia empresa y una medición continua en cuanto a objetivos y acción”.

Como invitada especial, intervino Teresa Bustos, presidenta de Airbus en España, además la primera vicepresidenta en España del fabricante de aviones y que colabora en la iniciativa Ellas vuelan alto, a favor de la igualdad, “si antes había un 4% de directivas en la firma, ahora ya hay un 23% y en 2020 habrá un 33%”, explicó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *