Grupo Lifestyle aclara que cumple sus obligaciones tributarias

Luego de la publicación de este martes en la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) dispuso la apertura de una investigación sobre el comportamiento tributario de varias empresas localizadas en Puerto Plata, entre ellas el Litestyle Holdays Vacation Club, la entidad aclara que cumple con sus obligaciones trobitarias.

Ante la distribución en medios de comunicación del oficio número R.E.No.10-2019, del fecha 14 de febrero 2019, atribuido a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) con relación al Grupo Lifestyle, la firma precisa a través de un documento  lo siguiente:

La DGII está en su facultad de investigar a cualquier contribuyente, una función que ejecuta día a día frente a miles de agentes económicos, tanto personas físicas como jurídicas, sobre la base de las prerrogativas del Código Tributario de la República Dominicana, sin que esto constituya noticia o despierte morbo sensacionalista.

-Una investigación de la Administración Tributaria no implica culpabilidad porque, de ser así, la mayoría o todos los contribuyentes objeto de inspección, auditoría o cualquier escrutinio de la DGII estuvieran enjuiciados o encarcelados.

-El señor Ángel Lockward, en su recorrido incansable por desacreditar al Grupo Lifestyle, ha compartido con representantes de medios de comunicación el citado documento, aislado de un contexto jurídico específico para pretender provocar lecturas e interpretaciones erróneas.

-Lockward, quien busca ganar en la esfera mediática un proceso en el que no ha sido exitoso en los tribunales bajo el imperio de las técnicas del derecho, debería confirmar con elementos de pruebas si la DGII ha sancionado a LifeStyle o si tiene algún proceso legal abierto en su contra.

Ese es el punto.

-Grupo Lifestyle es una empresa que cumple sus obligaciones tributarias, está abierta a la fiscalización y al escrutinio en ese sentido.

Entendemos que la DGII, y específicamente esta gestión, apegada al cumplimiento del Código Tributario en su accionar, no violaría el deber de reserva previsto en ese marco legal para divulgar diligencias acerca de los contribuyentes.

En ese sentido, la distribución del citado documento forma parte de la colección de maniobras fallidas de Lockward en su intento de crear un mundo paralelo a la realidad de una litis que marcha bajo el debido proceso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *