La piña, una fruta deliciosa, nutritiva, saludable y económica

Incluir frutas en nuestra dieta siempre nos favorece y de manera especial la piña, porque a su rico sabor y bajo precio se les agregan otras beneficios, como son su aporte de vitaminas (C en abundancia y B1 y ácido fólico en menor proporción) agua, fibras, potasio, hierro y magnesio.

El almirante Cristóbal Colón y sus acompañantes la conocieron la isla Guadalupe, durante el segundo viaje realizado en el 1493 y entre las tribus aborígenes se constituyó en un símbolo de hospitalidad, por eso se brindada a los visitantes en señal de amistad.

Los navegantes españoles comprobaron que el consumo de piña los ayudaba a prevenir el |escorbuto (enfermedad producida por la carencia de vitamina C y que provoca debilidad general, anemia, gingivitis y hemorragias cutáneas) y a partir comenzó a cultivarse en todo el mundo.

Aunque popularmente la conocemos como piña, su nombre científico es Ananas comosus; denominación que adquiere por su similitud con las piñas de los pinos, aunque la palabra «ananás» proviene del idioma tupi, del Brasil, donde la designan como “nanás”, que significa «fruta deliciosa» o «flor de frutos

SACIANTE, DIURÉTICA Y DIGESTIVA:

Su alto contenido de fibras y de agua (90%) la convierten en un alimento saciante y diurético, lo que se refleja en la ingesta de pocas calorías y eliminación de líquidos, con la consecuente pérdida de peso. Además, aporta enzimas que favorecen el proceso digestivo.

PROPIEDADES MEDICINALES:

ANTIINFLAMATORIA; Su poder antiinflamatorio reporta mejoría en los casos de tendinitis, reumatismo y edemas en manos y piernas.

ANTICATARRAL: Resulta un excelente aliado en caso de resfriados y sinusitis, porque ejerce una acción proteolítica, y al tornar las mucosidades más líquidas contribuye con su eliminación.

ANTIDIARREICA: Por su acción antipútrida contribuye a inhibir los microbios intestinales y mejora los receptores del intestino.

CARDIOSALUDABLE: Disminuye el riesgo de embolias, porque al impedir la agregación plaquetaria fomenta una actividad fibrinolítica y el potasio que contiene controla la presión arterial.

DEPURATIVA: Resulta excelente depurativo para el hígado.

ANTICANCERÍGENA: Minimiza el desarrollo de células malignas, por lo cual debilita el riesgo de metástasis de cáncer, además de reforzar los efectos de la quimioterapia.

ADVERTENCIA: Pero quienes padecen de úlcera gastroduodenal y de gastritis no deben consumirla, porque por los ácidos que contiene tiende a incrementar la producción de jugos gástricos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *